Si hay cine

Ojo al dato

TAQUILLALa película colombiana UNO AL AÑO NO HACE DAÑO 2 acumula 1.113.261 espectadores en 3 semanas de...

Noticias >
EL OCASO DE LOS DIOSES

EL OCASO DE LOS DIOSES


Bogotá, agosto de 2013– Con la presentación única de El Ocaso de los Dioses (Götterdämmerung), este sábado 10 de agosto a las 11 AM  culmina el ciclo de El Anillo de Richard Wagner en Cine Colombia, la producción más ambiciosa de la Metropolitan Ópera de Nueva York en toda su historia.


Siguiendo la mitología germana y escandinava, la tetralogía llega a su desenlace con el cataclismo que pone fin a la era de los dioses y da inicio a la era del hombre. Jay Hunter Morris, encarna a Siegfried y Deborah Voigt vuelve como Brünnhilde, la desdichada amante de Siegfried dispuesta a poner el amor por encima de todas las cosas.


El Ocaso de los Dioses será exhibido en los Multiplex Andino, Gran Estación y Unicentro de Bogotá; Chipichape en Cali y Santafé en Medellín, con boletería desde $23.000 hasta
$40.000 según la localidad, el teatro y la ciudad.

La producción
Según The New York Times El Ocaso de los dioses “es la puesta en escena más efectiva de las cuatro óperas de El Anillo, y la representación más clara de la visión del director artístico, Robert Lepage”. Tras 5 años de trabajo, Lepage logró una versión apoteósica de la saga. Es probable que Wagner estaría orgulloso si pudiera ver que la tecnología logra algo parecido a lo que él siempre soñó: fuego, caballos voladores, y hasta una inundación en escena.  


“Estamos creando un nuevo paradigma en tecnología escénica”, dice Roger Parent, presidente de Réalisations, la compañía canadiense detrás de la tecnología digital utilizada en El Anillo. “Proyectamos imágenes que encajan exactamente con el movimiento de la máquina” - un aparato de 24 tablones que rotan sobre un eje-  y sobre el que aparecen las proyecciones de video que evocan ríos, montañas, bosques y más.


A pesar de ser una ópera de casi 6 horas, su director Fabio Luisi, mantiene un estilo musical ligero, vivo y trasparente.  La crítica especializada aduló su ejecución de la partitura por ser “descomunalmente articulada y matizada”, como señaló The New York Time.


Entendiendo a Wagner
Una tensión entre el ímpetu hacia el poder y la disposición de resignación e impotencia, subyace en casi toda la obra de Wagner. El Ocaso de los dioses es el clímax de esa tensión dramática y musical; es la majestuosa aniquilación de un mundo donde hombres buenos ganan las batallas equivocadas, héroes siguen consejos maliciosos, y ni siquiera los dioses pueden salvarlos.  


“Creo que para entender El Ocaso de los Dioses hay que aceptar la forma como Richard Wagner reinterpretó la mitología para darle una encarnación humana en una sociedad de clases. En este contexto, un héroe puro e ingenuo como Siegfried sólo puede estar destinado a ser engañado, y un personaje tan fiel y valiente como Brünnhilde no puede encontrar un lugar en el mundo corrupto que ha creado el hombre”, dice Robert Lepage, director artístico de esta producción.


Lo cierto es que El Anillo tiene una capacidad de atracción única. Muchos dicen que es la música, la que envuelve al oyente y lo inmiscuye en la historia,  e igualmente, las voces que cantan prolongados pasajes de enorme poder afectivo. Y es la historia la razón por la que El Anillo se ha vuelto una obra de culto, adhiriendo seguidores por todo el mundo.


Wagner tomó la mitología del Nibelungenlied y la combinó con la del Edda, uniendo la tragedia heroica de la muerte de Siegfried con los mitos de los dioses germánicos. Así, el compositor elevó la historia a un drama épico sobre el comienzo y el fin del mundo.

CONTENIDO ALTERNATIVO

Próximos estrenos